Unicanuez se presenta en el Teatro del Viejo Mercado

Unicanuez hace música a partir de poemas de María Cristina Ramos.

Es una banda de música infantil integrada por Margarita Artusi (voz y accesorios de percusión), Natalia Méndez (dibujos recortados y retroproyección), Germán Frers (piano, mandolina y melódica) y Antonio Santa Ana (guitarras y voz).

Más información en: Teatro del Viejo Mercado

Candombe del seis de enero, de Yabor

Es por todos sabido que el 6 de enero
es el día de los Reyes Magos
y, en honor de uno de ellos, el más negro,
se proclama una fiesta en el barrio. 

Es por todos sabido que es el más negro
el rey de los santos candomberos
– San Baltazar es un santo muy alegre -
dice la mama Inés y mueve los pies. 

Listos corazones van con el candombe
y con este ritmo a profesar
los rojos colores, con festón dorado
le gustan al rey San Baltazar.

La comuna convoca y lo venera
por la estrella Lucero, que el cielo espera,
San Baltazar se hamaca sobre las andas
de un mar de promesantes que canta y baila. 

Conversa el ronco bombo, mientras avanza
repican tamboriles y las comparsas
y esta criolla de negros y blanqueados
cuando cambian de toque, cambian de estado. 

Yabor (letra y música)

Cataplum, por Unicanuez

El álbum puede descargarse en forma gratuita haciendo clic AQUÍ o en la imagen.

Todos los temas han sido compuestos sobre poesías de María Cristina Ramos:

1.
Martín Marinero
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.

Unicanuez es una banda de música infantil integrada por Margarita Artusi (voz y accesorios de percusión), Natalia Méndez (dibujos recortados y retroproyección), Germán Frers (piano, mandolina y melódica) y Antonio Santa Ana (guitarras y voz).

FUENTE

Unicanuez, en facebook

Luna con duendes: canciones, arrullos y susurros para la hora de domir – Ed. Capital Intelectual

Muy lejos de nosotros, el niño posee íntegra la fe creadora y no tiene aún la semilla de la razón destructora. Es inocente y, por tanto, sabio. Comprende, mejor que nosotros, la clave inefable de la sustancia poética. Otras veces la madre sale también de aventura con su niño en la canción.

Federico García Lorca, Conferencia “Las nanas infantiles”

Este año Capital Intelectual publicó en su colección Aerolitos un libro-disco que recopila canciones y arrullos de cuna procedentes de distintas culturas. Se trata de Luna con duendes: canciones, arrullos y susurros para la hora de dormir.

La música está a cargo de Mariana Baggio, Teresa Usandivaras, Martín Telechanski y Pablo Spiller y las ilustraciones son de Sebastián Dufour.

El disco presenta las canciones y arrullos en sus lenguas nativas -castellano, ruso, mapuche, etc.- y en el libro los encontramos  en  su mayoría no sólo en las lengua originarias sino traducidos a nuestro idioma.

Tiki tiki tai
e nonita kai si sukar
kelelpeske le paparugasa.

Tiki tiki tai
esta niña hermosa
juega con su mariposa.

(Fragmento de Tiki Tiki Tai, arrullo tradicional del pueblo Rrom (Colombia)

Las pinceladas suaves y hermosas del ilustrador Sebastián Dufour y las voces que cantan y arrullan nos llevan a un universo de belleza y sensibilidad en donde el tiempo se detiene y el arte y la emoción nos convocan a la maravilla del ritual amoroso entre el adulto que arrulla y el bebé mecido en sus brazos, momento  que también es una iniciación al lenguaje y a la poesía.

Como sostiene Lidia Blanco [1]

La canción de cuna, la nana, es un abrigo del alma, una caricia “por dentro” para el bebé que disfruta la entonación y el acunamiento que suele acompañarla. Las milenarias canciones de cuna representan una sublime actitud humana ante su fragilidad, su absoluta dependencia de los brazos que lo acunan y lo envuelven en melodías destinadas a poblar su imaginario de paisajes indescifrables tal vez, pero altamente significativos en la constitución de su humanidad, cualquiera sea su origen o extracción sociocutural.

Para más adelante agregar que

se trata de un conjunto de voces que brotan de lejanas fuentes históricas y que tienen el poder de evocar elementos de insospechado peso cultural. Son voces que aproximan al niño a los originarios procesos formativos del sujeto humano. 

Este libro-disco nos trae la magia de estas voces. 

Paloma bumbuna
llevame a tu cuna,
dame de comer
semilla de tuna.

(Fragmento de Paloma Bumbuna, poema tradicional de Costra Rica)

En septiembre pasado Yolanda Reyes [2] estuvo en Argentina y dio una conferencia en el Colegio Northfield. Ante la pregunta de Laura Giussani, moderadora del encuentro, sobre por qué leer literatura, la autora respondió, entre otras cuestiones, porque necesitamos conectarnos con los otros diferentes a nosotros que compartan nuestras raíces humanas.

Luna con duendes nos posibilita conectarnos con esos otros que comparten nuestras raíces humanas, con la memoria de la humanidad. La conexión se da en el espacio poético que nos regala, en la belleza de los sonidos de las palabras  que suenan y resuenan en nosotros.

Federico García Lorca [3] ha dicho que

Mientras una catedral permanece clavada en su época, dando una expresión continua del ayer al paisaje siempre movedizo, una canción salta de pronto de ese ayer a nuestro instante, viva y llena de latidos como una rana, incorporada al panorama como arbusto reciente, trayendo la luz viva de las horas viejas, gracias al soplo de la melodía.

Y en este punto vuelvo a recordar las palabras de Yolanda Reyes: aprender que las voces que están presentes en lo escrito son partituras de voces que estuvieron y que están vivas.

Voces que están vivas.

Este libro-disco incluye:

  • Nana Boruca, poesía tradicional de Costa Rica musicalizada por Mariana Baggio.
  • Wá wá wá wá, canción tradicional africana. en lengua kikongo (Congo)
  • Phatitan, fragmento de una canción tradicional boliviana, en lengua quechua
  • Paloma Bumbuna, poesía tradicional de Costa Rica musicalizada por Mariana Baggio
  • Nana marinera, poesía tradicional de España musicalizada por Teresa Usandivaras
  • Roshtoshke, juego en idish
  • Luciérnaga, letra de María Emilia López y música de Mariana Baggio
  • Canción para dormir a un niño, canción tradicional mapuche
  • El chachachá de Pedrito, letra y música de Pablo Spiller
  • Gaazi zii Naana, arrullo tradicional zapoteco, Oaxaca (México)
  • Canción de Ciro, letra y música de Dina Bruno
  • Tiki Tiki Tai, arrullo tradicional del pueblo Rrom (Colombia)
  • El oso pardo no quiere dormir, canción de cuna tradicional rusa
  • ¿De dónde vienes, amor, mi niño?, Federico García Lorca en Yerma musicalizado por Mariana Baggio.
  • Gorro azul, canción tradicional argentina
  • Aurtxoa Seaskan, canción de cuna vasca
  • Canción tradicional azteca

Lidia Blanco [4] nos recuerda las palabras de María Elena Walsh citada por Alicia Origgi [5]

Reconstruir la infancia de los niños actuales, amenazados en su inocencia por toda una sociedad insensible. Reconstruir de alguna manera la relación a veces defectuosa entre padres e hijos: un verso, una canción pueden ser lazos de reunión. La poesía es en definitiva reconstrucción y reconciliación, es el elemento más importante que tenemos para no hacer de nuestros niños ni robots ni muñecos conformistas, sino para ayudarlos a ser lo que deben ser: auténticos seres humanos.

Y nuevamente vuelvo a Yolanda Reyes cuando  respondió a por qué leer literatura, leer poesía diciendo para contrastar el discurso de la voz mecánica con otros discursos que rescaten la hermosura de los humanos.

Luna con duendes es una obra exquisita para acunar el año nuevo con lo más hermoso de nosotros los seres humanos. ◘AM.

————————————————

[1] Blanco, Lidia. La estimulación temprana. Nanas. Iniciación a la poesía y el juego verbal. En: Seminario de literatura infantil: leer, cantar y jugar en la primera infancia. Asociación La Nube – Infancia y Cultura. Ver también: Blanco, Lidia. Leer con placer en la primera infancia: abrir un libro… abrir el mundo. Buenos Aires : Novedades educativas, 2007 (0 a 5, La educación en los primeros años).

[2] Conferencia de Yolanda Reyes en Nordelta. Reseña en este blog.

[3] García Lorca, Federico. Las nanas infantiles. Conferencia disponible en: http://usuaris.tinet.cat/picl/libros/glorca/gl001203.htm

[4] op. cit.

[5] Walsh, María Elena. “Conferencia en las Jornadas Pedagógicas de la Organización Mundial de Enseñanza Preescolar”,1964. Citada en: Origgi de Monge, Alicia E. Textura del disparate. Buenos Aires: Lugar, 2004. (Relecturas)

 

“La cuna de tu hijo” de José Pedroni y Damián Sánchez, por Mercedes Sosa

Haz con tus propias manos
La cuna de tu hijo,
Que tu mujer te vea
Cortar el paraíso
Para colgar del techo
Como en los tiempos idos
Que volverán un día
Hazla como te digo.

Trabajarás de noche,
Que se oiga tu martillo,
“Está haciendo la cuna”
Que diga tu vecino,
Alguna vez la sangre
Te manchará el anillo,
Que tu mujer la enjugue
Que manche su vestido.

Las noches serán blancas
De columpiado pino,
Harás según el árbol
La cuna de tu niño,
Para que tenga el sueño
En su oquedad de nido,
Para que tenga el ángel
En un oculto grillo.

La obra será tuya,
Verás que no es lo mismo,
Será como tus brazos
La cuna de tu hijo,
Se mecerá con aire
Te acordarás del pino,
Dirás duerme en mi cuna
Verás que no es lo mismo.

José Pedroni

Música: Damián Sánchez

Intérprete: Mercedes Sosa

Disco: En Dirección del Viento, 1976